La conservera El Pescador de Cantabria fue fundada por mi abuelo Angel Viadero allá por los inicios del siglo xx. Nace al amparo de la Cofradía de Pescadores de Santoña, Cantabria, con el único propósito de hacer realidad todos los conocimientos que mi abuelo había adquirido de mano de los mejores conserveros italianos que por entonces llegaron a esta tierra del norte. Así fue que empezamos a conservar de forma totalmente artesanal todas las riquezas que nuestro mar Cantábrico nos proporcionaba: Bocartes (anchoas) y Bonito especialmente.

Desde estos modestos inicios, hasta la actualidad, se han producido cambios importantes en nuestra conservera, pero nuestro objetivo ha sido siempre el mismo: la calidad. Ofrecer a nuestros exigentes clientes la mejor materia prima del Cantábrico, elaborada con el mismo cariño que en nuestros inicios y todo ello aderezado con los mejores aceites de oliva y sal como únicos ingredientes, sin añadidos.

En 2008 hemos celebrado nuestro Primer Centenario y esperamos cumplir más. Soy parte de la tercera generación de conserveros y la cuarta ya está en marcha. Mis hijos siguen ilusionándose cada día con nuevas variedades, nuevos formatos… pero nuestra filosofía sigue siendo la misma : Las mejores materias primas de la mar en las mejores manos artesanas con los mejores aceites de oliva y sal. El resultado ya lo conocen la mayoría de ustedes.

Gracias por la confianza que han depositado en nosotros desde hace ya tantos años. Sin todos ustedes, nuestros exigentes clientes, nada de todo esto hubiera sido posible. Ustedes han sido el motor que nos ha impulsado tan lejos, y por ustedes seguiremos esforzándonos día a día e ilusionándonos para ofrecerles la mejor calidad. Nuestro mayor logro es su satisfacción. Y su opinión, nuestra superación.

Desde estas líneas, y para todos aquellos que aún no nos conocen, les animo a recibir una selección de nuestras mejores conservas artesanas. Se alegrarán de formar parte de nuestra particular familia conservera.

Reciban un caluroso saludo desde Santoña de
José Antonio Valle Viadero, Maestro Conservero.